This is an article from the January-February 2017 issue: Nomads: The Challenge of Reaching People on the Move

Redescubriendo la Iglesia Bíblica que pueda alcanzar a todos los pueblos

Redescubriendo la Iglesia Bíblica que pueda alcanzar a todos los pueblos

¿Cómo conseguir discípulos entre personas que están en continuo movimiento y que a horarios regulares no se presentan a las reuniones? ¿Cuándo un pueblo no permanece en un mismo lugar por mucho tiempo, cómo se ve y cómo actúa la iglesia?

Uno de los mayores retos de la obra misionera mundial es tratar de fomentar movimientos de discipulado y plantación de iglesias entre los pueblos nómadas.  Estos pueblos nómadas viven en algunas de las zonas más duras del mundo, desde desiertos abrasadores a heladas tundras.

Aquellos que buscan alcanzarlos tienen una tarea desalentadora. Sin embargo, conocemos la promesa de la Escritura que dice que ante el trono de Dios habrá gente presente de cada lengua, pueblo, tribu y nación. Esta promesa fue hecha a Abraham, que era un nómada. Dios ama a los nómadas como Abraham, Isaac, Jacob, Moisés, Josué, etc. De alguna manera Dios logró establecer la fe bíblica y la adoración dentro de estas personas nómadas. Debemos aprender a hacer lo mismo, no sólo en los pueblos nómadas, sino en grupos de personas de todo el mundo, quienes también tienen desafíos únicos para establecer movimientos de discipulado entre ellos.

La dura realidad en la dificultad de llegar a los pueblos nómadas nos obliga a afrontar un desafío clave cambiando la forma de hacer iglesia y misión, y así tener alguna esperanza de llegar a los pueblos y que el evangelio esté disponible para cada individuo. La cruda realidad es que nuestra manera occidental de hacer iglesia no funcionará para alcanzar a los nómadas y a otros pueblos no alcanzados.

También está claro que el modelo de hacer la iglesia que nos es tan familiar en Occidente ni siquiera es efectivo para alcanzar nuestra propia cultura occidental. En general, no estamos equipando a los discípulos para hacer más discípulos generación tras generación. Nuestras iglesias tampoco se están reproduciendo. Hemos heredado muchas prácticas tradicionales de la iglesia, iniciadas hace siglos, que son anti-bíblicas e ineficaces en hacer discípulos que a su vez hagan más discípulos y planten nuevas iglesias. Esto debe cambiar si se quiere llegar a los pueblos no alcanzados.

Entonces, ¿cómo debería ser una iglesia bíblica para los diversos pueblos no alcanzados? Varía de un pueblo a otro en función de las necesidades y circunstancias individuales, pero una cosa es cierta, esta no será como la iglesia a la que vas, ni debería serlo. Como Ralph Winter dijo, "La mayoría de los que siguen a Cristo no encajarían fácilmente en el tipo de iglesias que ahora tenemos".

Entonces, ¿cómo debería ser el movimiento bíblico para plantar iglesias en cada uno de esos pueblos?

Todo Movimiento de Plantación de Iglesias que se establezca dentro de cada pueblo debe practicar estos principios bíblicos. Los métodos que se desarrollan para cumplir estos principios variarán dependiendo del grupo de personas a los que se está tratando de alcanzar y el contexto cultural específico dentro del cual se está trabajando. Sin embargo, los principios bíblicos fundamentales no deben cambiar:

 

1- Las Iglesias con discípulos saludables surgirán en todo tipo de lugares: hogares, puestos de trabajo, parques, tal vez en el caso de los nómadas en los lomos de sus camellos. Usted no necesita un edificio específico dedicado a tal labor. La plantación de iglesias no se refiere a cuántas personas podemos conseguir que entren en un edificio para un evento el domingo. Se trata de cuántos discípulos podemos preparar y enviar para hacer más discípulos e iniciar nuevas iglesias.

2- La formación de discípulos debe ser nuestra primera y máxima prioridad. Los discípulos sanos pasarán a formar iglesias saludables. Pero si iniciamos primero una iglesia o un punto de predicación, entonces los discípulos sanos no se desarrollarán necesariamente.

3- Todo seguidor de Jesús que esté dispuesto a serlo, debe estar equipado, entrenado y con experiencia para el trabajo del ministerio como un hacedor de discípulos y plantador de iglesias. Esto se basa en los métodos que Jesús modeló y el apóstol Pablo siguió. Este entrenamiento debe incluir poder compartir su testimonio de fe y el evangelio de una manera efectiva para el contexto en el cual ellos están viviendo. Este es un proceso deliberado, intencional y bien pensado de equipamiento y entrenamiento.

4- Cada miembro de la iglesia debe ser capaz de capacitar a otros y de la misma manera ser discípulos idóneos para guiar a otros a descubrir la verdad de la Biblia y llevarlos a la madurez en Cristo.

5- La "Gran Comisión" debe ser enseñada continuamente a cada seguidor de Jesús. Cada creyente debe tener su identidad como persona que vive en misión con Dios, como se describe en Mateo. 28: 18-20. Esta debe ser una de las primeras cosas que se enseñe a los nuevos creyentes. Cada creyente debe entender las implicaciones globales de Mateo. 28: 18-20 de llegar a los pueblos no alcanzados.

6- Los pastores no deben ser en gran parte "predicadores de sermones" sino capacitadores de creyentes dispuestos. Los pastores no deben enseñar a las personas lo que deben creer sino facilitar el descubrimiento de la verdad por cada uno de los miembros.

 7- Tan pronto como sea posible, cada miembro de la iglesia que sea fiel y esté presto debe tener la responsabilidad de participar activamente en el entrenamiento de nuevos discípulos.

8- La obediencia a la verdad revelada de la Biblia debe ser el fundamento de todo entrenamiento. Debemos ser hacedores de la Palabra y no sólo oidores. La madurez viene por medio de la obediencia a la verdad.

¿Agregaría usted algún principio?

Si cada iglesia practicara estos principios básicos en sus esfuerzos ministeriales, probablemente veríamos miles de Movimientos de Plantación de Iglesias desarrollándose en todo el mundo hasta que todos los pueblos fuesen alcanzados.

 

 

Es el 500 aniversario de la Reforma. ¿Está Dios alumbrando otra reforma?

Bienvenidos al año nuevo de 2017. El 31 de octubre de este año se celebrará oficialmente el 500 aniversario del comienzo de la Reforma Protestante, cuando Martín Lutero clavó sus "95 Tesis" en la puerta de la Iglesia de Wittenberg en Alemania. El proceso de producir un entendimiento bíblico de Cristo, la Escritura, la gracia, la fe y la gloria de Dios fue, desafortunadamente, un asunto tumultuoso y sangriento. Pero al final, propició muchas bendiciones que todos nosotros como creyentes disfrutamos hoy. Qué precioso es que la mayoría de la gente en este mundo posea la Biblia en su propio idioma. Para la iglesia y los líderes políticos de la época de Lutero, fue algo espantoso pensar en poner la Biblia y su interpretación en manos de la gente común. Significaba una pérdida de control sobre la gente en la iglesia. Sin embargo, hacerlo ha cambiado literalmente el mundo y las vidas de millones de almas perdidas.  Al poner el ministerio de la iglesia en manos de creyentes comunes nos enfrentamos hoy a una oportunidad bíblica semejante aunque es "aterradora".  De nuevo es una pérdida de control de los líderes de la iglesia, sin embargo las bendiciones potenciales para el crecimiento de la obra de Dios en cada tribu y lengua es maravillosa de imaginar. Este tipo de "reforma" en la manera en que hacemos iglesia ya está en marcha en más de 150 pueblos o lugares alrededor del mundo.

Los llamamos Movimientos de Plantación de Iglesias o Movimientos de Discipulado y en realidad no son "aterradores". Son el retorno al modelo de ministerio que Jesús nos dejó y que con gran resultado Pablo empleó hasta que "no quedó un lugar" sin alcanzar. Las iglesias y las agencias misioneras alrededor del mundo están abrazando este modelo bíblico de crecimiento del reino de Dios. Los movimientos se están convirtiendo en el nuevo "patrón" por el cual la iglesia global está midiendo el progreso en la evangelización mundial. Esperamos que todos aceptemos esta última "reforma" que Dios está trayendo y trabajemos juntos para aprender a hacer discípulos que discipulen a otros, incluso dentro de los pueblos más difíciles de alcanzar como los nómadas.

Comments

There are no comments for this entry yet.

Leave A Comment

Register and you don't need to enter your name and email. Already registered but see those fields? You need to log in. Logged out users may not see their comment right away. Some are flagged as 'spam' and subject to moderation.

All fields are required.

Yes, send me an email when others comment on this article.